Marca España: del totalitarismo a la inutilidad

Publicar un tema nou   Respondre al tema

Veure tema anterior Veure tema següent Ir abajo

Marca España: del totalitarismo a la inutilidad

Missatge por Portalcat el Dj Ago 08, 2013 12:59 pm


Carme Adán. Deputada do BNG

Tuve que en entrar en la página Web del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación para comprender que era esa ficción bochornosa de la Marca España. Aún después de leer atentamente la presentación de este invento de marketing trasnochado sigo con serias dudas sobre su estatus en el mundo real, mas allá de gastar en congresos y encuentros de ministros.

"Para una mujer nacionalista gallega como yo lo de la Marca España suena entre una tomadura de pelo o un insulto claro y directo"

Según dicha página: "Marca España es una política de Estado, cuya eficacia reside en el largo plazo. La garantía de la continuidad del proyecto Marca España es que nazca y se desarrolle fruto del consenso, por encima de cambios políticos. Su objetivo es mejorar la imagen de nuestro país, tanto en el interior como más allá de nuestras fronteras, en beneficio del bien común. En un mundo global, una buena imagen-país es un activo que sirve para respaldar la posición internacional de un Estado política, económica, cultural, social, científica y tecnológicamente." Lástima que se olvide de que el Estado español consta de varias nacionalidades históricas en su formación, expuesto en letra de la Constitución, y que cada una de ellas tiene lengua y cultura propia.

Los olvidos de la Marca España mirados con más detalle no son tales, ya que la misma concepción de esta pantomima mediática implica que la exclusión de la diversidad y la negación de la realidad plurinacional rezumen de nuevo ese tufillo rancio del centralismo de antaño. Otra vez a vueltas con la cuestión de una cultura, una lengua, un país. Y todo esto para esconder el fracaso de una verdadera política de desarrollo sostenible de la economía del Estado. Todo esto para ocultar que el paro se incrementa de forma alarmante y la política del ladrillo que se instauro en el inicio de este siglo está enviando a la emigración a la generación mejor formada.

Para una mujer nacionalista gallega como yo lo de la Marca España suena entre una tomadura de pelo o un insulto claro y directo. Los sectores productivos tradicionales de mi país, Galiza, han sido sacrificados en el altar de la política europea comunitaria. Ejemplos claros y contundentes son el sector lácteo, pesquero, eólico o naval. Sectores que han visto como se reducían sus puestos de trabajo y su desarrollo futuro obligados por la normativa europea o las transposiciones correspondientes. Si a esto le añadimos cuestiones como que producimos un 40% de electricidad más de la que consumimos y que la nueva reforma tarifaria nos obligará a pagar más cara la luz por ser productores, al escuchar lo de Marca España solo puedo sentirme indignada. En Galiza ni tenemos las corridas de toros, ni el sol es nuestra mayor seña de identidad. En nuestra costa atlántica los vientos rolan en otras direcciones, que como en el famoso episodio del Prestigie, no siempre se entienden cuando la mente española se empecina en tener una sola dimensión.

"La Marca España está construida desde el totalitarismo y la exclusión"

Podemos también analizar esta entelequia de marca desde el ámbito educativo, ya que el ministro del ramo ha elevado a rango ley un texto que el mismo calificó con el objetivo de españolizar. Solo la expresión utilizada resulta anticuada y muestra el desenfoque de la iniciativa. Justo en el momento donde era necesario un mayor esfuerzo inversor en educación y I+D+i se realiza un bucle cara el pasado. Vuelven las reválidas y la uniformización como elementos centrales en un sistema educativo que en mi opinión adolece de cercanía a los problemas reales de los jóvenes. No parece acertada una educación desenraizada de la realidad, inflexible y de espaldas a los valores laicos de ciudadanía inclusiva del siglo XXI.

A nivel internacional el PP está contribuyendo a que la Marca España este identificada con la corrupción y los sobresueldos de su partido. Las portadas de periódicos internacionales muestran su sorpresa ante la falta de reacción de un Presidente sitiado por el escándalo y sus propias mentiras. Si la política de mirar para otro lado y seguir como si nada pasara se consolidada en el quehacer de la derecha, esa será su propia Marca de la Casa.

La Marca España está construida desde el totalitarismo y la exclusión, solo tenemos que recordar las palabras emitidas recientemente por el numero dos de este chiringuito en las redes sociales a respecto de los ciudadanos catalanes. Ese es el talante con el que se entienden las diferencias. De ahí que solo nos cabe esperar que la siguiente estación a ninguna parte desta Marca sea la de la inutilidad. Afirmaciones como: "Estamos y debemos estar en la vanguardia mundial gracias a las energías renovables, la alta velocidad, las infraestructuras, el transporte, la logística, el sector financiero, la seguridad, las Tics, la biotecnología" son pura palabrería de un Estado incapaz de dar pasos firmes en la dirección de aceptar las naciones que lo componen.


http://www.theeconomyjournal.com/es/notices/2013/07/marca-espana-del-totalitarismo-a-la-inutilidad-66907.php

Portalcat
Admin

Nombre de missatges : 3502
Fecha de inscripción : 30/10/2009
Edad : 31
Ubicació : Barçalona

http://portalcatala.forocatalan.com

Tornar a dalt Ir abajo

Re: Marca España: del totalitarismo a la inutilidad

Missatge por Portalcat el Dv Ago 09, 2013 12:25 am

Marca España, limpia y da esplendor


Javier Castro. Periodista

Es ya motivo de pitorreo la etiqueta de “bueno” o “malo” para la Marca España que el ministro de Asuntos Exteriores José María García-Margallo, adjudica a cada noticia que se produce. Con lo fácil que resulta de entender, por ejemplo, que la existencia de millones de parados es negativa para España ¿Por qué decir que no es bueno para la marca España? ¿Para liarla? ¿Por qué nos enteremos de una vez que una cosa es la realidad (cruda, por cierto) y otra la realidad percibida, la realidad construida que nos quieren hacernos tragar el gobierno, su partido y adláteres? Una meta-realidad, en fin, que nada tiene que ver con la realidad.

"En la misma onda, considera Espinosa de los Monteros que en los últimos dos o tres años los españoles han vuelto al “pesimismo histórico” y que uno de los deberes de los ciudadanos es “recuperar el orgullo de ser español”
Para Carlos Espinosa de los Monteros, Alto Comisionado de la Marca España, el encarcelamiento del extesorero del PP, Luis Bárcenas, es “una mala noticia” que “no pone en peligro un plan de mucha más ambición y de mucha más perspectiva, como es la promoción de la imagen de España”. Según él, lo de Bárcenas solo ha ocupado “tres líneas en el Financial Times”, diciendo “extesorero a la cárcel”, “nada más”. Se trata "posiblemente del escándalo de corrupción más importante que golpea a la política moderna en España", según la BBC. Así lo plantea el Financial Times: "La escalada de lo que se ha convertido en uno de los escándalos de corrupción más graves de la historia democrática de España está añadiendo presión al Gobierno de Rajoy para que refute las acusaciones en un tiempo en el que los votantes están lidiando con un 27% de paro y están cada vez más desilusionados con el sistema político". The New York Times también se eco así del escándalo: "A pesar del contundente desmentido del partido, hasta ahora no ha sido capaz de distanciarse de un escándalo de trapicheos que se extiende y en el que la Justicia todavía no ha emitido sentencia. En un momento de recesión y malos tiempos económicos, el escándalo también ha contribuido a hundir la popularidad de Rajoy a un nivel record, por bajo, en las encuestas de opinión”. “La BBC, el Financial Time, The New York Times. ¿A guisa de qué, este revuelo? Si esos comunistas siempre han estado injuriando a nuestro país, que es lo único que saben hacer”, comenta un tuitero.

Los peores críticos con la Marca, los propios españoles

Con el cuajo necesario, el Alto Comisionado añade que “en España se organiza mucho ruido, escándalo (…) pero luego en el mundo desgraciadamente hay muchos casos de corrupción y esto no es noticia a nivel internacional”. En la misma onda, considera Espinosa de los Monteros que en los últimos dos o tres años los españoles han vuelto al “pesimismo histórico” y que uno de los deberes de los ciudadanos es “recuperar el orgullo de ser español”. Histórico o no, es natural que el pesimismo se haya instalado entre nosotros. Lo contrario hubiera sido preocupante. Pero más preocupante si cabe es que el Comisionado establezca que uno de los deberes de los ciudadanos -además de pagar los impuestos- es “recuperar el orgullo de ser español”, sin explicar cómo se logra tal cosa ¿Acaso a través de la Marca España? No tiene desperdicio la estela ideológica del Alto Comisionado. Reconoce que los peores críticos con la Marca España son los propios españoles. Lo cual denota, a su juicio, “la falta de confianza de los españoles en su realidad”. ¿Qué realidad, la suya y sus amigos y correligionarios o la que sufre y percibe la mayoría aplastante de la gente? ¿La realidad de los jóvenes o la de los banqueros? ¿La de los deshauciados?

"Raphael Minder, corresponsal en España y Portugal para The International Herald Tribune y The New York Times, opina que “la inestabilidad económica en España no es asunto de percepción, es un hecho, y las cifras son muy tozudas"

Arreglar no la imagen del país sino los problemas del país

Y cómo lo de la Marca se contagia, en particular entre correligionarios -como es el caso del Presidente de la Generalitat, Artur Más, que reivindica sin ningún complejo la “marca Cataluña”, frente a la Marca España-, Espinosa de los Monteros suma. “La marca España -ha dicho- es un paraguas donde caben todas las marcas del país, como las regionales, locales o sectoriales, marcas de gran importancia, como la marca Barcelona o los vinos del Penedés”. En tal sentido asegura, en un alarde de imaginación, que “si todos somos capaces de remar en la misma dirección el futuro que se nos presenta está lleno de oportunidades” Y, abundando en el mensaje, repite metafóricamente que “ya hemos salido del semáforo rojo en el que estábamos hace ocho meses”. Ahora estamos en el ámbar y dentro de poco en el verde…” Todo ello, gracias a la Marca de España y no a España, porque de lo que se trata, ya sabemos, no es de ver la realidad y transformarla, sino de cómo se debe percibir, del cristal con que quieren que la veamos el Alto Comisionado y sus colegas.

Raphael Minder, corresponsal en España y Portugal para The International Herald Tribune y The New York Times, opina que “la inestabilidad económica en España no es asunto de percepción, es un hecho, y las cifras son muy tozudas. “La percepción desde fuera en realidad no es muy diferente de la que hay dentro”. Por su parte, Fernando Prado director del Reputation Institute para España, “la reputación de España, entendida como admiración, respeto y confianza hacia nuestro país entre los ciudadanos de las naciones del G-8, ha caído entre 2010 y 2011, pero sigue siendo relativamente buena, equiparable a la de países de nuestro entorno como Reino Unido e Italia. “Lo que hay que arreglar no es la imagen del país, sino los problemas reales del país, con la que está cayendo es difícil salir a cambiar percepciones”, afirma tajante el propio Miguel Otero, Director del Foro de Marcas Renombradas.

http://www.theeconomyjournal.com/es/notices/2013/07/marca-espana-limpia-y-da-esplendor-66887.php

Portalcat
Admin

Nombre de missatges : 3502
Fecha de inscripción : 30/10/2009
Edad : 31
Ubicació : Barçalona

http://portalcatala.forocatalan.com

Tornar a dalt Ir abajo

Veure tema anterior Veure tema següent Tornar a dalt


 
Permisos d'aquest fòrum:
Pots respondre a temes en aquest fòrum